fbpx

El coronavirus y su impacto en el comercio electrónico

Que el Covid-19 está causando un impacto social y económico sin precedentes es una trágica realidad. No podemos salir de casa o lo hacemos tan solo para lo estrictamente necesario. Con esta situación, muchos usuarios están aumentando sus compras por Internet. ¿O en verdad no lo hacen tanto? ¿Está sintiendo el comercio electrónico también la crisis económica causada por el coronavirus a la que duras penas están tratando de sobrevivir la mayoría de los negocios? En este post vamos a analizar esto y a explicarte todo acerca de El coronavirus y su impacto en el comercio electrónico.

ECommerce , ¿sale o entra en la crisis del Covid-19?

Si nada más empezaron a saltar las alarmas acerca de las consecuencias que iba a traer el coronavirus y la conveniencia y más tarde exigencia de no salir de casa, las ventas de casi todos los sectores vivieron un boom, y pudimos ver cómo los estantes de muchos comercios quedaban vacíos, la situación futura puede no ser tan halagüeña. Las despensas están llenas y los ciudadanos tratan de matar sus horas cocinando, haciendo deporte y entretenidos con tecnologías diversas. Aquí aquí todo genial para el eCommerce que ha visto incrementada sus ventas y para los supermercados. Ahora bien, no todo pinta en positivo.

Llenar las despensas y equiparse con equipamientos de toda clase para aprovechar bien a la cuarentena o sobrevivir a ella con el mayor ánimo posible, unido a que la industria está paralizada y los negocios en suspenso, está provocando lo que muchos temíamos: que la cartera se esté quedando vacía a un ritmo vertiginoso. En muchos hogares no hay ingresos. En muchos hogares españoles y del mundo, ya no hay dinero.

Si la economía del ciudadano común va mal, por muy tentadoras que sean las ofertas del Ecommerce, las ventas van a caer irremediablemente. Y aunque hasta ahora ha ido sobreviviendo bien a la crisis e incluso ha supuesto una salida a modo de salvavidas para el pequeño comerciante que se ha animado a dar el salto a la plataforma digital, más pronto que tarde, empezará a notar esa bajada de sus ventas.

Alimentación, tecnología, deporte, salud y belleza. Los mejor situados

Necesitamos comer y alimentar a nuestros seres queridos, sumado a esto que comer es un placer con el cual muchas personas calman su ansiedad y aminoran el aburrimiento. El teletrabajo, por su parte, y la necesidad de estar conectados o de hacer más cortas las jornadas nos han llevado a comprar ordenadores, teléfonos y otros aparatos tecnológicos. Ambos se han convertido en productos de primera necesidad.

Y hacer deporte, aparte de para quemar esas calorías extras que sabíamos íbamos a consumir, y quizás porque nos hace sentirnos más seguros frente al virus haciéndonos creernos más saludables, también es un modo interesante de pasar las horas y acompaña esos atractivos selfies, memes y videos a los que nos hemos vueltos tan aficionados.

Por otro lado, ya lo dice la canción: «Antes muerta que sencilla», y las féminas aunque los chicos tampoco se quedan atrás, quieren resistir la cuarentena estando guapas por dentro pero también por fuera para mostrar su mejor cara frente a la crisis y, de paso, en las fotos y vídeos. Porque estaremos encerrados y separados, pero lo que el hombre, o en este caso el virus ha separado, la tecnología y los chats grupales de las distintas Apps, afortunadamente nos está uniendo.

En cuanto a salud, la farmacia online es una alternativa a salir de casa que los usuarios encuentran muy interesante para ver con tranquilidad suplementos nutricionales para reforzar las defensas y estar fuertes frente al Coronavirus.

Así las cosas, al menos por ahora, estos sectores se han ido manteniendo e incluso obteniendo ganancias en el eCommerce español.

Material escolar y muebles, otros favoritos

En los hogares donde hay niños, el material escolar es otro básico. Para que los chavales puedan estudiar en casa pero también para que estén distraídos. Puesto que salir a la calle se complica, comprar online es también aquí la opción preferida del consumidor que, además, puede comparar precios y encontrar las mejores ofertas.

Para los adultos, este confinamiento les está regalando la oportunidad de llevar a cabo esas reformas pendientes que hacía tiempo no se animaban a hacer por falta de tiempo. Los más audaces se arriesgan a hacer obras, y los menos, se conforman con experimentar reformando muebles o cambiando el mobiliario viejo por otro que de una mejor cara a la vivienda. A fin de cuentas, nuestra casa será lo que veamos 24 horas al día durante muchos días y ver siempre lo mismo, termina cansando. De ahí que también hayan crecido las ventas de muebles para el hogar y de jardinería.

Ropa, calzado y turismo, la cara más negra del eCommerce en tiempos del coronavirus

No salimos de casa y, por ende, nuestro atuendo preferido para estos días es el pijama, así que las tiendas de ropa y calzado lo están notando y de manera espectacular.

La otra cara triste del eCommerce con el coronavirus es el sector turístico, donde las empresas están viendo que sus esperanzas de futuro han caído al pozo más profundo y oscuro. Estamos deseando salir, viajar y respirar naturaleza, divertirnos y mandar al coronavirus a freír espárragos, pero mientras estemos confinados, difícil lo tenemos, e incluso después es una incógnita si la economía nos va a permitir viajar e irnos de vacaciones, a lo que sumamos las predecibles medidas a las que nos obliguen las autoridades para prevenir la masificación y el contagio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *